MONTSENY Cerveza Artesana de Barcelona

  • Origen de la cerveza: Sant Miquel de Balenyà (Seva), Barcelona.
  • Maestro Cervecero: Pablo Vijande
  • maestro cervecero

    Historia de la cerveza:

    El dominio de las técnicas artesanales para la producción de cerveza está encarnado en el Maestro Cervecero y podemos asegurar que Pablo Vijande es alumno aventajado. 

    Este licenciado en ciencias químicas ha hecho de la buena cerveza artesana su profesión. 

    Iniciando en el mundo de la cerveza en 1997 podemos considerarlo como uno de los reputados pioneros en el arte de hacer cerveza artesana en nuestro país.

    El paso culminante de Pablo Vijande llega con la constitución junto con sus socios en el 2007 de la Compañía cervecera del Montseny, donde desarrolla sus mejores recetas.

    En los últimos años Pablo potencia su expertise como Maestro cervecero con actividades de asesoramiento y formación, llegando a desarrollar múltiples micro-cervecerias en todo el territorio español.

    Compañía cervecera del Montseny

    La Compañía cervecera del Montseny nace con la voluntad de ofrecer una cerveza artesana de la máxima calidad.

    cerveza artesana

    Esta micro cervecería con una capacidad productiva de 3.000 litros, desarrolla su producción manual mediante el sistema tradicional inglés (con maceración por el método de infusión simple)

    Las cervezas se elaboran según el método de la  Ley alemana de la pureza (Reinheitsgebot) de 1.516.

    Sus ingredientes son agua del parque natural del Montseny, malta (de cebada y de trigo), lúpulo y levadura. 

    La cervecera del Montseny elabora Cerveza Natural, sin pasteurizar. El gas carbónico de la cerveza se genera de forma natural mediante la levadura que queda contenida en la botella. La fermentación alcohólica es una manera tradicional de transformación de los alimentos para alargar su conservación que permite no adicionar ningún conservante artificial a la cerveza.

    La Compañía cervecera del Montseny está especializada en cervezas de la familia  ALE o de alta fermentación, a diferencia de la mayoría de las producciones nacionales, que son de la familia LAGER o de baja fermentación.

    Se recomienda beber las cervezas tipo Ale bien frescas, aunque menos frías que las cervezas tipo Lager.