Cerveza Artesanal Glops

cerveza artesana glopsOrigen de la cerveza: Hospitalet de Llobregat, Barcelona.
Maestro Cervecero: Alex Padrón Ruiz.

    Historia de la cerveza:

    Este ingeniero técnico agrícola que de muy joven ya experimentaba como hacer cerveza, se marcha a los 18 años a Munich, Alemania. Allí descubre los métodos tradicionales y la cerveza producida de modo artesanal y allí decide su futuro; maestro cervecero.

    Este pionero de la Cerveza Artesana en España funda en el 2005   'Llúpols i llevats' que es la sociedad que da nombre a su micro-fábrica de cerveza. Con una inversión inicial de 70000 euros y una producción de 30.000 litros anuales, Alex inicia su aventura con la intención de poder ofrecer una cerveza suave pero con más fragancia y sabor que las habituales.

    La cerveza GLOPS se elabora sólo con agua, maltas, lúpulos y levaduras de baja fermentación de modo totalmente artesanal, sin filtrar y sin pasteurizar, sin ningún aditivo, siguiendo la Ley de Pureza Alemana de 1516, lo que garantiza la calidad del producto.

    Ley de Pureza Alemana de 1516 

    La Ley de la pureza (Reinheitsgebot en alemán) fue decretada el 23 de abril de 1516 por Guillermo IV de Baviera. Se establecía que la cerveza solamente se debía elaborar a partir de 3 ingredientes: agua, malta de cebada y lúpulo.

    Se cree que es la primera regulación legal de un alimento.

    La ley no menciona la levadura, que fue descubierta en 1880 por Luis Pasteur como parte del proceso de fermentación de la cerveza. Antes de conocer el mecanismo de fermentación, los cerveceros usualmente tomaban el sedimento de una fermentación previa y lo agregaban a una nueva. Si no lo podían obtener, usualmente ponían una serie de vasijas y en el proceso aparecía "por sí sola" la levadura.

    La principal motivación de esta ley se encontraba en que Guillermo IV de Baviera tenía el monopolio de la cebada; de esta manera, al no poder comprarle a nadie más un ingrediente básico para la elaboración, no solo aumentó sus ventas sino también el precio, ya que no tenía otros cereales competidores.

    Hoy en día, se sigue usando esta ley, con lo que la cerveza sigue manteniendo los mismos ingredientes naturales que tenía hace 500 años.